|
SAHARA FREEDOM !!!!!

SAHARA FREEDOM !!!!!

1 nota

"Todos temos luz e trevas dentro de nós, o que importa é o lado no qual decidimos agir, isso é o que realmente somos."

Sirius Black (via sindrometria)

(vía sindrometria)

255 notas

II República en Vigo

0 notas

La Infanta Leonor nunca llegará a reinar en España
 ~J.A. Labordeta

La Infanta Leonor nunca llegará a reinar en España

~J.A. Labordeta

2 notas

(Fuente: kongsprout, vía trow-up)

8 193 notas

 Sexta  (Venres), 25 de Abril
    ás 20:00
   
       
    biblioteca da Associção de vizinhos de Monte Alto,
 Campo de Marte, s/n

No 25 de abril, temos festa…e poesia.
 A Associação de vizinhos de Monte Alto
abre as suas portas para celebrarmos a primavera,
 a revolução e a vida, e, de passo,
 apresentaremos a obra De vida ou Morte.

Os organizadores da apresentação convidam a vinho e petiscos
aos assistentes e contaremos com a atuação do músico
 Sapoconcho Sapinho

Joker  =)

Joker  =)

(Fuente: vital-dust, vía mustroll)

338 notas

#‎nevada‬

‪#‎putin‬

‪#‎obama‬

0 notas

Yihad ..

Comienza la okupación.

(Fuente: revistamongolia.com)

2 notas

Susana Díaz, Jabba El Hut,
 dos soldados imperiales y el Hombre del Espacio.
MIERDA BURGUESA

Susana Díaz, Jabba El Hut,

dos soldados imperiales y el Hombre del Espacio.

MIERDA BURGUESA

(Fuente: revistamongolia.com)

1 nota

Poets and Patriots, Easter 1916Peadar Kearney, 1883-1942 – Republican, Composer, Songwriter. The man who wrote ‘The Soldiers’ Song’ Peadar Kearney was born at 68 Lower Dorset street Dublin on December 12th 1883. He attended the Model School, Schoolhouse Lane and St Joesph’s Christian Brother’s School in Fairview. At the age of 14 he became an apprentice house painter. Peadar Kearney joined the Gaelic League in 1901 and the playwright, Sean O’Casey, was a pupil in his Irish Class. He joined the Irish Republican Brotherhood in 1903. He was closely involved in the opening and running of the Abbey Theatre where he worked with props and had occasional walk-on roles. He returned to Ireland, from an Abbey Theatre British tour, to take part in the Rising. In 1913 Peadar Kearney was a co-founder of the Irish Volunteers and the following year took part in the gun running at Howth and Kilcoole. He fought under the command of Thomas McDonagh at Jacob’s biscuit factory and escaped before the garrison was taken into custody. He fought in the War of Independence and was captured in November 1920 and interned at Colinstown Camp and Ballykinler Camp in Co. Down. It was through his talent as a composer of Patrioctic songs that Peadar Kearney is remembered. His most famous work is ‘The Soldiers’ Song’ which, it has been told, was sung by the defenders of the G.P.O to raise their spirits during Easter Week 1916. The words of the song were written in English by Peadar in 1907. Patrick Heaney composed the music. In 1926, with Irish translation, ‘Amhrán na bhFiann’ replaced ‘God Save Ireland’ as the Irish National Anthem. Among Peadar Kearney’s most famous songs are: The Tri-coloured Ribbon Down by the Liffey Side Erin Go Bragh Down by the Glenside (The Bold Fenian Men) As the Fenian Movement was closely connected to soldiers and officers who had gained experience fighting in the American Civil War, we feel the link to this version of ‘The Bold Fenian Men’ is most appropriate. It is from the John Ford Movie ‘Rio Grande’ with John Wayne and Maureen O’Hara.http://youtu.be/KxVbIC2lvls

Poets and Patriots, Easter 1916

Peadar Kearney, 1883-1942 – Republican, Composer, Songwriter. The man who wrote ‘The Soldiers’ Song’

Peadar Kearney was born at 68 Lower Dorset street Dublin on December 12th 1883. He attended the Model School, Schoolhouse Lane and St Joesph’s Christian Brother’s School in Fairview. At the age of 14 he became an apprentice house painter.

Peadar Kearney joined the Gaelic League in 1901 and the playwright, Sean O’Casey, was a pupil in his Irish Class. He joined the Irish Republican Brotherhood in 1903. He was closely involved in the opening and running of the Abbey Theatre where he worked with props and had occasional walk-on roles. He returned to Ireland, from an Abbey Theatre British tour, to take part in the Rising.

In 1913 Peadar Kearney was a co-founder of the Irish Volunteers and the following year took part in the gun running at Howth and Kilcoole. He fought under the command of Thomas McDonagh at Jacob’s biscuit factory and escaped before the garrison was taken into custody. He fought in the War of Independence and was captured in November 1920 and interned at Colinstown Camp and Ballykinler Camp in Co. Down.

It was through his talent as a composer of Patrioctic songs that Peadar Kearney is remembered. His most famous work is ‘The Soldiers’ Song’ which, it has been told, was sung by the defenders of the G.P.O to raise their spirits during Easter Week 1916. The words of the song were written in English by Peadar in 1907. Patrick Heaney composed the music. In 1926, with Irish translation, ‘Amhrán na bhFiann’ replaced ‘God Save Ireland’ as the Irish National Anthem.
Among Peadar Kearney’s most famous songs are:

The Tri-coloured Ribbon
Down by the Liffey Side
Erin Go Bragh
Down by the Glenside (The Bold Fenian Men)

As the Fenian Movement was closely connected to soldiers and officers who had gained experience fighting in the American Civil War, we feel the link to this version of ‘The Bold Fenian Men’ is most appropriate. It is from the John Ford Movie ‘Rio Grande’ with John Wayne and Maureen O’Hara.

http://youtu.be/KxVbIC2lvls

1 nota

Tupamaros

"Al fin y al cabo te vas a morir, y no hay que vivir temblandole a todo".

1 nota

Los primeros fueron UPyD, después el sindicato Manos Limpias y ahora Izquierda Unida (IU), presenta querella contra todos los ex altos cargos de Bankia, entre ellos, su expresidente Rodrigo Rato y 31 exconsejeros.

Los primeros fueron UPyD, después el sindicato Manos Limpias y ahora Izquierda Unida (IU), presenta querella contra todos los ex altos cargos de Bankia, entre ellos, su expresidente Rodrigo Rato y 31 exconsejeros.

2 notas

COPEL y APRE
José Antunez Becerra

COPEL y APRE

José Antunez Becerra

0 notas

Los ustachas, los monstruos que horrorizaban a los mismos nazis

historiadoresuniversales:

Gobernaron en Croacia durante cuatro años. Los niños y las mujeres embarazadas fueron sus victimas favoritas. Mataron a un millón de personas.

"Un ustacha que no puede sacar al niño del vientre de la madre con una daga, no es un buen ustacha". Estas palabras fueron atribuidas a Ante Pavelic, el líder del movimiento fascista más cruel de la historia, que asesinó a más de 1.000.000 de judíos, serbios y gitanos durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1941, las fuerzas del Eje invadieron Yugoslavia, lo que permitió a sus aliados, los ustachas, formar el Estado Independiente de Croacia, que incluía los territorios de Croacia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina. Ante Pavelic fue el caudillo del nuevo Estado, donde los serbios constituían un tercio de una población de seis millones de habitantes.

20 kilos de ojos humanos

El führer ustacha impuso leyes antijudías y antiserbias y emprendió una persecución brutal contra estos dos pueblos con el objetivo de eliminar al menos a un tercio de ellos, y convertir al catolicismo al resto. Los principales blancos del sadismo ustacha fueron los sacerdotes ortodoxos, las mujeres y los niños.

En este sentido, el corresponsal de guerra italiano, Curzio Malaparte, escribió un reportaje sobre la Segunda Guerra Mundial, donde aseguró que durante una entrevista con Ante Pavelic en el despacho del führer, vio un cesto de mimbre que “parecía estar lleno de mejillones u ostras sin concha”, pero que el mismo fascista le explicó sonriendo que se trataba de “un regalo de mis leales ustachas. 20 kilos de ojos humanos”.

Años más tarde, nacionalistas croatas pusieron en duda la veracidad de este hecho, pero varios testigos y supervivientes del terror afirmaron que la colección de partes de cadáveres fue una tradición para los ustachas, muchos de los que llevaban collares hechos con la lengua, los ojos y las orejas de sus víctimas. El exprisionero Jovo Djuric cuenta que en los años del régimen fascista en algunas ciudades croatas se vendían ojos de serbios: “cada unidad constaba de 30-40 ojos”.

Por su parte, Velizar Zecevic, superviviente de la matanza en un pueblo, recuerda que los ustachas empezaron a matar a campesinos encima de un barril gritando que querían recoger sangre como regalo para el cumpleaños de Pavelic.

Niños empalados

Fuentes históricas aseguran que entre 1941 y 1945 los ustachas construyeron al menos 25 campos de exterminio, algunos de ellos como el de Sisak o el de Jasterbarsko, fueron exclusivamente para niños. No obstante, se considera que las mayores crueldades contra niños fueron cometidas en el campo de concentración de Jasenovac, donde fueron masacrados al menos 700.000 personas.

En Jasenovac fueron asesinados niños de 1 a 14 años de edad. Un superviviente recuerda que los ustachas quemaron vivos a muchos niños en presencia de sus padres, mientras que a otros prefirieron ahogarlos en el río Sava, que estaba junto al campo de exterminio. El investigador Dragoje Lukic asegura que los niños en pañales fueron disparados o masacrados con hachas. Los ustachas también cometieron otra atrocidad difícil de describir: las niñas de 12-13 años de edad fueron violadas en presencia de sus madres.

Oreskovic, un soldado ustacha, recordaría años más tarde que tuvo que asesinar a dos niños judíos en el campo de exterminio de Pag. “Luburic me ordenó que matara a un niño. Me negué a hacerlo, y él mismo le cortó la garganta para demostrarme cómo se hace. Luego yo mismo aplaste el cráneo del otro niño, después de lo cual Luburic elogió mi trabajo”.

Sin embargo, los ustachas no se limitaron a asesinar niños sólo en campos de concentración. El historiador alemán Alfred Miller asegura que en varios pueblos cientos de niños fueron encontrados empalados con los brazos y las piernas torcidos. Así pues, en el pueblo serbio de Prebilovci, los ustachas asesinaron más de 800 personas, entre ellos 296 niños menores de 14 años y 64 niños menores de 2 años.

Torturas a mujeres, ancianos y sacerdotes

El historiador Karl Jans Geischer describe algunos de los métodos de tortura más empleados por los ustachas en los campos de exterminio. “Antes de asesinar a los prisioneros, les metían agujas debajo de las uñas, y ponían sal en las heridas abiertas. A los ustachas les encantaba cortar las nariz y las orejas a las víctimas mientras estaban vivas. Luego mutilaban los cuerpos”.

Fuentes históricas afirman que los ustachas fueron especialmente crueles con las mujeres. Primero las violaban, y luego las cortaban los pechos y los brazos, mientras que a las embarazadas les abrían el vientre para sacar el bebé no nacido y matarlo. Así asesinaron a la mujer embarazada del sacerdote serbio Spaso Lavruja. Del terror ustacha ni siquiera se libraron las ancianas, a las que sacaban los ojos y enterraban vivas.

En los años del régimen fascista fueron asesinados también cientos de sacerdotes serbios, así como fueron destruidas la mayoría de las iglesias ortodoxas en territorio croata. El sacerdote ciego de Kulen Vakuf, Vukoslav Milanovic, fue forzado a escuchar cómo los ustachas mataban a sus hijos, mientras al sacerdote Branko Dobrosavljevic primero le cortaron el brazo y luego le despellejaron.

Los nazis, horrorizados por la crueldades

Los asesinatos de los ustachas nunca tuvieron la perfección técnica e industrial de los nazis alemanes, pero sus actos de crueldad superaban en ocasiones a las atrocidades del Tercer Reich. En este sentido, los mismos monstruos nazis que estaban en Croaciaexpresaron su horror ante el terror ustacha, al que consideraban “excesivo y poco eficaz”. Así pues, el comisario nazi en Croacia, Herman Neubacher definió las bestialidades ustachas como “el crimen más feroz de la historia, que solo se puede comparar con el infierno de Dante”.

Por su parte, el general alemán Glesse von Horstenau escribió en su diario en noviembre de 1942 que los ustachas “degollaban cientos de personas en los dos lados del río Sava. Cuando degollaban en nuestra parte, nosotros difícilmente podíamos soportar los gritos de hombres, mujeres y niños. Les degollaban y les abrían el abdomen antes de tirarlos al río”.

En ocasiones, soldados italianos incluso intervinieron para salvar a una parte de la población serbia de la ciudad de Knin de la aniquilación completa.

Fin del terror

En 1945, los ustachas fueron derrotados por el Ejército Rojo, lo que supuso el fin del terror ustacha y el inicio del terror comunista de Josip Broz Tito. Ante Pavelic llegó a escapar a Argentina, donde sufrió un atentado en 1957. Dos años más tarde, el líder ustacha murió en Madrid a causa de sus heridas.

6 notas

Proxilla